Campaña Antigripal 2017


campana-antigripal-2017

La gripe (o influenza) es una infección aguda de las vías respiratorias causada por virus gripales específicos. Produce fiebre, secreción nasal, tos seca, dolor de cabeza, dolor muscular (mialgia) y malestar general.

¿A quiénes afecta la GRIPE?

La gripe puede afectar a cualquier persona: niños, adultos y personas mayores de edad.
Los niños sanos tienen cuadros benignos que se resuelven con medicamentos, mientras que en aquellos que son vulnerables a padecer otras afecciones puede ser grave.
En los adultos sanos, la gripe es la causa mayor de pérdida de días de trabajo y se produce un malestar general que suele extenderse por varios días.
En las personas de la tercera edad esta infección es menos frecuente pero tiene el riesgo de traer grandes complicaciones.

Existen 3 tipos de virus de la gripe: A, B y C que pertenecen a la familia de los Ortomyxoviridiae.
Los tipos A y B son los que causan la influenza epidémica, mientras que el virus de tipo C se diferencia de los demás por su forma genética y epidemiológica y causa infecciones diseminadas pero más leves y esporádicas.
El virus B es capaz de originar una complicación, el SÍNDROME DE REYE, que cursa con encefalopatía y degeneración grasa del hígado. Afecta más comúnmente a los niños que reciben aspirinas.

Las epidemias de gripe comienzan bruscamente durante los meses de otoño-invierno y se suele extender rápidamente.

Los factores más importantes para el desarrollo de gripe son los cambios climáticos porque en presencia del frío los virus sobreviven y se reproducen con más fuerza tanto en orofaringe como en nasofaringe.

¿Cómo se transmite la gripe?

La gripe se transmite de persona a persona por 2 vías principales de contagio:

  1.  Aire: a través de las gotitas que contienen los virus cuando la persona estornuda, tose o habla,
  2.  Al tocar objetos infectados (como el uso de pañuelos o saludar con la mano, etc.).

Una vez que los virus entran en las vías respiratorias, se adhieren y penetran en las células de las mucosas, iniciando los ciclos de replicación que duran de 4 a 6 horas. Luego se extienden hacia las células adyacentes sanas. De esta forma pueden producir las complicaciones pulmonares, como la neumonía vírica, entre otras.
Las secuelas más comunes de la gripe pueden ser: sinusitis, otitis medias y bronquitis.

 

PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO

Prevención

  • Evitar los cambios bruscos de temperatura.
  • No compartir objetos de uso personal (pañuelos, cepillo de dientes, etc.)
  • Realizar una dieta nutritiva.
  • Taparse la boca y la nariz al toser o estornudar.
  • No permanecer con la ropa húmeda o mojada, porque ello modifica la temperatura corporal.
  • No realizar ejercicios en exceso.
  • Mantener las defensas naturales altas para ser menos vulnerables a las infecciones.
  • Vacunas: se administran preferentemente durante los meses de otoño. Las vacunas son polivalentes, es decir, constan de los antígenos de las variables de los subtipos del virus A y, en menor cantidad, del virus gripal B.
Temas del artículo: ,