Cómo prevenir la ciática


La ciática es el nombre que recibe la irritación del nervio ciático lo cual provoca la aparición de dolor en la parte baja de la espalda y que suele extenderse hasta la parte inferior de una de las piernas. Esta condición afecta a muchas personas pero es más frecuente en pacientes de mediana edad y en mujeres embarazadas. Requiere de un tratamiento médico específico ya que de lo contrario se podrían presentar severas dificultades para caminar, moverse y realizar las actividades cotidianas con normalidad.

Prevención

1 Antes de indicar las medidas oportunas para prevenir la ciática, es conveniente señalar que esta puede provocar desde dolores leves a muy severos. Entre sus síntomas comunes se encuentran los dolores punzantes y la sensación de ardor y hormigueo a lo largo del recorrido del nervio ciático, es decir, desde la zona lumbar, los glúteos, la parte posterior del muslo y la pierna hasta llegar al talón. Es fundamental, en cualquier caso, acudir al médico ante la presencia de estos síntomas para impedir que la condición empeore o se vuelva en algo constante.

2 Debido a que los ataques de ciática tienden a ser repetitivos, es conveniente poner en práctica algunas medidas sencillas en el día a día que te ayudarán a prevenirla. Una de las más importantes es la de dormir y descansar en un colchón que sea firme pero flexible a la vez y sobre una almohada que evite sobrecargas en la columna vertebral y en el cuello.

3 Mantener una correcta postura corporal al realizar todas las actividades cotidianas es fundamental para disminuir la presión sobre la columna vertebral. Debe caminar con la espalda erguida, la cabeza al frente y el estómago hacia dentro corrigiendo siempre la posición cuando note que se esta encorvando.
Asimismo, cuando este sentado procure mantener la zona lumbar completamente apoyada en el respaldo de la silla y si tienes que levantar objetos pesados, hazlo flexionando las rodillas y subirlos haciendo fuerza con las piernas y nunca doblando la espalda.

4 Otro de los mejores hábitos para prevenir la ciática es ejercitar y fortalecer la musculatura de la espalda mediante la práctica regular de ejercicio físico. Deportes como la natación, el tenis, el yoga o el pilates son ideales para lograr una adecuada tonificación y reducir el riesgo de lesiones en la zona lumbar. Aléjate sobre todo de un estilo de vida sedentario.

5 Las personas con sobrepeso son más propensas a sufrir de dolores en el nervio ciático debido a que la columna vertebral y la zona lumbar cuentan con una presión y sobrecarga mayor. No olvides la importancia de llevar una vida sana mediante una dieta equilibrada que te proporcione todos los nutrientes y vitaminas que necesita tu organismo de forma completamente saludable. Si es necesario, valora la opción de ponerte en manos de un especialista para alcanzar tu peso ideal.

Negocios de fotografía creado por Yanalya – Freepik.com