La importancia de la actividad física


 

Un programa de ejercicio físico regular ayuda a lograr un mejor control metabólico a largo plazo. También se ha demostrado que el aumento de la actividad fisica es efectivo para prevenir otro tipo de patologías.

Beneficios de la actividad física regular

• Mejora el control de la diabetes, disminuyendo el nivel de azúcar en sangre.

• Si realiza ejercicio regularmente es posible que necesite menos insulina o medicamentos.

• Previene la enfermedad cardiovascular

• Ayuda a controlar la presión arterial

• Favorece la pérdida de peso

• Reduce los niveles de estrés

• Mejora la calidad de vida y la condición física general.

• Le provee una sensación de bienestar
Recomendaciones para un ejercicio libre de riesgos

• Verificar siempre el nivel de azúcar antes de hacer ejercicio. De ser necesario deberá hacer una colación antes de comenzar la actividad.

• Comenzar siempre despacio aunque se sienta en forma, no se sobre-exija, a medida que mejore su estado físico podrá aumentar la duración y la intensidad del ejercicio en forma gradual.

• Llevar siempre consigo hidratos de carbono de acción rápida (glucosa, caramelos o bebidas con azúcar) y estar alerta a los signos ligados a una posible hipoglucemia durante o varias horas después del ejercicio.

• Hidratación permanente

• Usar medias apropiadas de fibras naturales (de algodón) y un buen el calzado, que sea cómodo, confortable, le sostenga bien el pie y le permita una buena ventilación.

• Considerar el horario y lugar de aplicación de la insulina.
Si la actividad física es programada no conviene aplicarse la insulina en el músculo que estará activo ya que se absorberá más rápidamente.

• Realizarla en forma regular, de ser posible todos los días 30 minutos de actividad física, para lograr un mejor control metabólico de la diabetes.

Qué tipo de Actividad física es recomendable

Antes de comenzar con un plan de ejercicios, consulte a su médico por un examen físico. La correcta evaluación de su salud y estado físico ayudará a su médico a determinar la rutina ideal para Ud.

Para iniciar la actividad deberá realizar una entrada en calor con ejercicios suaves de elongación, flexión y movilidad articular. Estos le ayudarán a prevenir lesiones y a preparar músculos, tendones, ligamentos para la siguiente actividad. Para la actividad propiamente dicha tendrá en cuenta su estado físico inicial, deberá comenzar con una actividad que realmente disfrute, si va acompañado debe poder mantener una conversación. Si le resulta difícil hablar o recuperar el aliento, deberá bajar el ritmo. Con el tiempo lo podrá ir aumentando gradualmente. Si su médico lo aprueba, poco a poco podrá comenzar una actividad aeróbica, (ejercicio rítmico y constante que eleva su ritmo cardíaco a 70-85% del máximo ritmo de su corazón) durante un mínimo de 20 a 30 minutos. Su médico puede ayudarlo a determinar cuáles son las pulsaciones ideales para su edad y estado físico.
Para finalizar la actividad y normalizar su ritmo cardíaco, disminuya gradualmente la actividad. Puede caminar en forma lenta y continua, realizar ejercicios de elongación y respiración.
Estas recomendaciones son para que hagas ejercicio con la tranquilidad de estar disfrutando y previendo cualquier signo de hipoglucemia.

Después de la actividad física

Revise sus pies, fíjese si tiene ampollas o lastimaduras. De ser necesario consulte con su médico. Verifique su nivel de azúcar. Tenga en cuenta que la glucemia puede descender hasta varias horas después de hacer ejercicios. Procure realizar la ingesta de alimentos necesaria, sin saltear ninguna comida.

• Para actividades de 30 min la glucemia puede descender hasta 10 a 12 horas luego.

• Para actividades de 60 min o más la glucemia puede descender hasta 24 hs. más tarde.

 

F.A.D : Federación Argentina de la Diabetes